Seguro que te encanta la primavera. Una época que nos permite empezar a trabajar en nuestro jardín de nuevo, y el mundo se vuelve verde y hermoso otra vez. Y aún con más ganas este año.

Hoy compartimos una forma súper sencilla para empezar a germinar algunas de tus semillas y así prepararlas para el jardín.

Plántalas en recipientes de plástico. Asegúrense de que sean grandes, altas para que quepan las plántulas. Llena el fondo alrededor de 2/3 con una tierra para semillas (no tierra de maceta) y planta las semillas.

 

Como la parte inferior ya tiene agujeros, el agua se escurre fácilmente. La tapa mantiene un poco más de humedad para ayudar a las semillas a germinar, y para mantener tus dedos fuera de la tierra. Sólo colócalas en algún lugar donde reciban un poco de luz solar indirecta, asegúrate de que se mantengan húmedas, y espera la magia!

Otra cosa útil de empezar las semillas en envases de fresas, es que si usas uno más grande, puedes empezar varios tipos diferentes de semillas, ¡y sólo tienes que escribir en la tapa lo que has plantado y donde! Este es un recipiente de “ensalada” – 5 tipos diferentes de lechuga y algunas espinacas.

Fuente. Ecoinventos