Se incautó un cargamento mayor a 40 toneladas de residuos peligrosos en el Puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán

infobae-image

Resultado de acciones coordinadas con la Aduana del Puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en la entidad, identificó e impidió la exportación de un cargamento de más de 40 toneladas de residuos peligrosos de manera irregular.

La autoridad aduanera notificó a la Profepa sobre movimientos de cargamentos que pretendían ser enviados a Hong Kong por una empresa exportadora con sede en Reynosa, Tamaulipas, a lo cual los inspectores de la dependencia acudieron e identificaron los residuos que carecían, tanto de la autorización correspondiente de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), como del registro de verificación de la Procuraduría.

De acuerdo con la documentación presentada por la exportadora, se pretendían exportar hacia Hong Kong, un total de 38,749,73 kilos de diferentes residuos, tales como desperdicios de latón, cobre, bronce, plásticos, además de 2,907 kilos de residuos electrónicos.

Los materiales de este tipo están incluidos en el “Acuerdo que establece la clasificación y codificación de mercancías cuya importación y exportación está sujeta a regulación por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales”, así como en el Anexo I del “Convenio de Basilea” sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación, del cual México forma parte desde 1992.

infobae-image

Por tal motivo, el cargamento señalado fue retirado de las instalaciones del Puerto y depositado en un sitio adecuado para su almacenamiento. Ello, hasta en tanto la exportadora no obtenga la autorización de la Semarnat. Lo anterior no impide iniciar un procedimiento administrativo contra la empresa responsable por el intento de exportación ilícita.

El artículo Sexto del Acuerdo en mención establece que la introducción o salida del territorio nacional de residuos peligrosos está sujeta a la presentación de la autorización de importación o de exportación –según corresponda– expedida por la Semarnat.

Por su parte, el propósito del Convenio de Basilea es proteger la salud humana y el medio ambiente frente a los efectos adversos que puedan resultar de la generación, movimientos transfronterizos y gestión de los residuos peligrosos, así como prevenir y castigar el tráfico ilícito de desechos peligrosos en los países que lo constituyen.

En Grupo Ecolimpio contamos con autorizaciones ambientales por Semarnat y ASEA para el correcto manejo de residuos industriales, nuestras instalaciones cuentan con capacidad para atender a toda la República Mexicana, podemos asesorarte escribe a contacto@ecolimpio.com.mx