La economía circular podría reducir hasta un 99% los desechos de algunos sectores industriales y un 99% de sus emisiones de gases de efecto invernadero, ayudando así a proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático. Pero ¿qué es la economía circular en la industria?

Que las empresas pasen del producir, usar y tirar; al reducir, reutilizar y reciclar es prioritario para generar riqueza de manera sostenible. El cuidado del medio ambiente ya no pasa solo por reciclar aquellos residuos que generamos, sino sobre todo por generar menos residuos. Un cambio de paradigma para evolucionar de una economía lineal en la que se produce, se usa y se tira, a una economía circular en la que se reduce, se reutiliza y se recicla. Una transformación que no solo debemos realizar a nivel individual, sino también a nivel empresarial. «En un mundo en el que los materiales son finitos, todos los sectores deberán adaptarse a estos cambios si quieren seguir generando riqueza y trabajo de una manera sostenible».

Piense en cualquier producto que tenga a la mano, por ejemplo, una botella con agua o el celular, ¿sabe todo el proceso por el que pasaron para ser creados? ¿Los productores tuvieron un trato justo? ¿Qué materiales se usaron? ¿Son buenos para el medio ambiente? ¿Cuánto tiempo le durará? ¿Qué hará cuando su tiempo de vida haya terminado: tirarlo o reciclarlo?

Éstas son algunas de las interrogantes que preocupan al mundo y especialmente a las empresas, por lo que están cambiando su modelo de negocios de una economía lineal, donde se produce, usa y se tira, a una economía circular, en la que se utiliza la mayor parte de materiales biodegradables posibles en la fabricación de productos para que, al final de su vida útil, puedan volver a la naturaleza sin dañar el medio ambiente. Cuando esto no es posible, la idea es reciclar respetando al ecosistema.

En México, el tema también es prioridad, ya que, desde la sustentabilidad, se pueden resolver problemáticas como la pobreza, daños a la salud y las condiciones de vida de la sociedad. Además, permitirá cumplir la agenda 2030 sobre desarrollo sostenible de la Organización Mundial de la Salud, explicó Sergio Sánchez, subsecretario de gestión para la protección ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

“México está comprometido con la agenda 2030 que establece la forma de avanzar como sociedad, comenzando con el objetivo número uno, que es el combate a la pobreza, y el segundo, abatir el hambre”, expuso durante su ponencia en el foro Misión de economía circular unión Europea–México.

Sobre el uso de sustancias químicas, en el mercado hay cerca de 22,000 disponibles para diferentes productos, de las cuales dos de cada tres son peligrosas, por lo que se debe mejorar la regulación de su uso.

De acuerdo con el estudio “Oportunidades de negocio en materia de economía circular en México, presentado en el foro, México es la segunda economía que más desechos genera. Anualmente, el país produce 44 millones de toneladas de desechos (40% orgánicos), con lo que se podría llenar 83 veces el Estadio Azteca.

Empresas, gobierno, sociedad y países deben trabajar en cooperación para tener mejor desarrollo y condiciones de vida para el futuro. Uno de los continentes con los que México tiene mayor cooperación es Europa, que ha obtenido importantes resultados en economía circular.

El camino de sustentabilidad para México aún es largo, pero ya se toman acciones importantes; sin embargo, para lograr cerrar el círculo es necesaria la participación de la sociedad, algo que puede lograrse con campañas de concientización digitales (donde la mayoría de las personas está ahora), llamar más a acciones que dar mensajes genéricos y desarrollar incentivos.

 

En nuestros días la actividad industrial ha jugado un papel de suma importancia en el desarrollo económico y social del país, el proceso de desarrollo empresarial ha ido avanzando y diversificándose aceleradamente en los últimos cincuenta años, lo que ha provocado una creciente y variada producción de residuos industriales, los cuales se disponen de manera irregular en el ambiente, contaminando ríos, mares, cañadas, bosques, etc.

 

Actualmente, uno de los problemas que enfrenta nuestro país es el manejo inadecuado de los residuos que generan los diversos procesos industriales, mismos que en su conjunto pueden considerarse contaminantes en el momento que alteran la composición del medio ambiente en el que se depositan.

 

Por lo tanto, lo que más preocupa a la política ambiental actual es el manejo de los residuos para evitar el contacto con nuestro entorno.

DE LOS 2 MILLONES DE TONELADAS DE RESIDUOS INDUSTRIALES Y PELIGROSOS QUE GENERA LA INDUSTRIA EN MÉXICO ANUALMENTE EL 75% SE DESCONOCE A DONDE FUERON CANALIZADOS SIN CONTROL Y SÓLO EL 25% ESTÁ CONTROLADO Y REGULARIZADO CON LA LEGISLACIÓN VIGENTE.

 

En Grupo Ecolimpio, trabajamos por un México sustentable, contamos con un servicio integral

con asesoría, capacitación, administración, gestión de trámites y todo lo necesario para la

disposición y tratamiento adecuado de los residuos industriales protegiendo el medio

ambiente.