Un estudio publicado por Material Economics cita que “El reciclado de plásticos y metales podrá permitir neutralizar sus emisiones de CO2 para 2050”.

En dicho estudio se concluye que si aumenta la tasa de reciclado del acero, el plástico, el aluminio y el cemento (los cuatro materiales más importantes cuando hablamos de emisiones), las emisiones industriales se podrían reducir en más de un 50%. Y se insiste en que es muy importante tener en cuenta también la demanda y no centrarse sólo en descarbonizar la oferta.

Los datos más ambiciosos indican que una economía más circular reduciría las emisiones de la industria pesada hasta 296 millones de toneladas anuales de CO2 para 2050. Incluso con trabajo arduo se podrían reducir las emisiones netas a cero si se hiciera un uso más eficiente de los cuatro materiales antes mencionados.

“Solo la reutilización y el reciclaje de estos materiales permitirán reducir las emisiones anuales en 178 megatoneladas. Procesos más eficientes y la transformación de modelos empresariales conducirían a reducciones de 56 y 62 megatoneladas, respectivamente”.

Si la tendencia actual persiste, se estima que para finales de siglo la producción de materiales generará como mínimo 900 mil millones de toneladas de CO2. Los autores del estudio dicen que “para llevar esta cifra al volumen más manejable de las 600 gigatoneladas es esencial confiar más en la economía circular”.

El estudio señala en un escenario ideal que el 56% de los plásticos podrían reciclarse mecánicamente y que se deben cambiar los procesos de desmontaje y diseño de los productos de plástico al final de su ciclo de vida para que su reciclado sea viable económicamente. El acero tiene una tasa de reciclado posible de un 70% y el aluminio de un 50%. Por otro lado, en el estudio se reconoce que hacer que el sector del cemento sea más eficiente es más complicado.

El compromiso de GRUPO ECOLIMPIO.

Cada año miles de toneladas de residuos se depositan en vertederos o se queman en incineradoras clandestinos. El crecimiento industrial y demográfico supone un reto en la gestión adecuada de los residuos y en la movilidad y accesibilidad en las ciudades. Nuestro compromiso es hacer propios estos retos contribuyendo en la mejora de nuestro entorno mediante el desarrollo y aplicación de distintas soluciones ambientales, coprocesamiento, reciclaje y destino final de estos residuos, bajo las normativas vigentes.